Defensorías de Chile y México suscriben convenio para potenciar defensa de derechos humanos

Defensorías de Chile y México suscriben convenio para potenciar defensa de derechos humanos

Con una firma simbólica suscrita vía zoom, el Defensor Nacional de la República de Chile, Andrés Mahnke y su par mexicano el Defensor Netzaí Sandoval, se comprometieron a desarrollar un convenio de cooperación para el fortalecimiento de la defensa pública entre ambas instituciones, cuyo objetivo es articular mecanismos que permitan garantizar y hacer efectivos los derechos humanos y garantías consagradas en las instituciones internacionales de derechos humanos y en sus respectivas legislaciones nacionales.

Ambas entidades se comprometieron  a crear  protocolos y manuales para los defensores públicos, en materias afines a ambos países, como lo como lo son la especialización en la defensa penal de grupos vulnerables,  y la protección de los derechos de las personas en los momentos de ser detenidas y luego cuando ya son condenados a privación de libertad en recintos penales.

Netzai Sandoval, defensor de México, destacó que este convenio “nos permitirá mejorar nuestro intercambio de información y de experiencias, y aspiramos también a compartir antecedentes en torno a la denuncia, al combate de prácticas como la tortura y los tratos crueles e inhumanos. Para nosotros es muy importante este aspecto de las actividades de la Defensoría”

En este sentido, Andrés Mahnke, de la república de Chile, destacó que las defensorías de ambos países comparten “esa mirada compleja que se da en democracia, de encontrar torturas o ámbitos de vulneración de derechos en personas que están bajo la custodia de agentes del Estado y, entre otros ámbitos, eso se encuentra en los extremos del sistema penal: en las primeras horas de detención, y luego tras ser condenados en recintos penales a penas privativas de libertad”.

 

Gestión de calidad

Respecto de la defensa de los derechos de grupos vulnerables y técnicas de litigación, los representantes de ambas defensorías coincidieron en que la especialización es fundamental para una defensa de calidad, pues no ayuda sólo a que los defendidos -ya sean de pueblos originarios, migrantes o mujeres- entiendan el proceso penal, sino para que los jueces, que son quienes resuelven, entiendan la cosmovisión de las distintas culturas y también de género involucrado en su fallo.

El defensor Público de México destacó el trabajo que su institución realiza con los grupos en situación de vulnerabilidad en su país y también con los pueblos originarios respecto de los que señaló que la Defensoría Federal de México es la entidad que cuenta con el mayor número de abogados especializados en lenguaje indígena.

“Este es un tema prioritario para nosotros, porque tenemos decenas de millones de personas pertenecientes a pueblos indígenas. Para nosotros es muy importante contar con personal que no sólo para que los imputados indígenas puedan entender el sistema judicial mexicano, sino también para que los jueces puedan comprender la cosmovisión de los pueblos indígenas. Eso para nosotros es fundamental”, dijo y recordó que actualmente tienen la capacidad de traducción de 138 variantes linguísticas.

Andrés Mahnke, en tanto, dijo que la institución que representa  tiene mucho que aprender de su par mexicano, en materia de pueblos indígenas, y compartir nuestras experiencias en el ámbito de la defensa de grupos vulnerables. “Hemos expandido las defensas a través de la diferenciación de nuestros protocolos de actuación, dependiendo de la situación y características de cada grupo al que defendemos. Tratamos de coordinar, los cuestionamientos de fondo que hay tras esa vulnerabilidad con la adecuada destreza de litigación y conocimientos de nuestros defensores para llevar llevar adelante ese debate.

También subrayó que todo el trabajo que desarrolla la Defensoría Penal Pública va documentado de un ámbito de gestión muy importante. Es así como cada uno de los procesos, deben ir acompañados de sistemas de evaluaciones, estándares, indicadores y metas “que nos permiten definir si aquello que declaramos como propósito lo logramos cumplir, a la luz de los resultados que tienen las causas que defendemos”.

En el marco del convenio suscrito, Netzaí Sandoval dijo que para México este acuerdo es fundamental para gestionar, a futuro, iniciativas conjuntas ante instancias internacionales, de beneficio recíproco y también para los demás países que integran la Asociación Interamericana de Defensorías Públicas (AIDEF).